domingo, febrero 24, 2019

En la conferencia académica “El turismo y las vivencias del Guía” llevada a cabo en la Facultad de turismo y urbanismo que se encuentra en la localidad de la Villa de Merlo (UNSL), el guía europeo Federico Legaspi Bello nos cuenta a partir de su vasta trayectoria cómo es ejercer esta profesión.

-¿Cómo surgió en vos la vocación de viajar?

El ser humano ya nace con el viaje y en mí siempre estuvo el amor al viaje y el poder transmitirle a la sociedad tus conocimientos que quizás adquiriste gratuitamente.

-¿Cómo es guiar en Europa?

Algo bastante complicado porque hay leyes que regulan y que vos tenes que cumplir para satisfacer a todos los pasajeros o al menos a la mayoría y que le empresa que te contrata no te eche bronca alguna.

-¿Cómo es el guía auténtico?

El guía auténtico tiene que resolver problemas, ser entretenedor, actor, y tener una buena base de conocimiento cultural, si no vas perdido.

-¿Una anécdota graciosa que recuerdes?

Fue en la torre de Hércules cuando una señora con unos tacos aguja se cae, la tenemos que mandar de urgencia al hospital y la hermana que viene con ella no quiere acompañarla porque había pagado el viaje y no quería perdérselo. Entonces una compañera mía se queda con ella y yo me voy con 2 autobuses al punto siguiente. Resulta que esta cuando la ven en el hospital me dicen que tenía rota la pierna y el brazo, entonces tuve que convencer a la hermana para que le fuera hacer compañía porque sola no podía estar. En el ínterin se pelean 2 señoras más dentro de mi contingente y una le rompe los dientes a otra así que las 2 señoras al hospital.

-¿Una recomendación para quien se quiere dedicar a la profesión?

Es una carrera maravillosa que te nace del corazón. Si te gusta, te dedicas en cuerpo y alma. Es parte de tu vida, está en tu piel. Tienes que dejar muchas cosas de lado pero es apasionante transmitir conocimientos a la sociedad.

Gentileza de nuestra compañera Mailen

0 Comments

Leave a Comment